Nancy Alé (Educo), Selma Fernández (FAPMI-ECPAT), Tania Corrás (Dra. en Psicología de la USC), Silvia Pereira (Fundación AMARANTA), Liliana Freijeiro (Asociación FARAXA), Rocío Mora (APRAMP), Rosemary Quispe (CEADL), Ariel Ramírez (Fundación Munasim Kullakita) y Ana María García Costas (Rede Galega contra la Trata de Personas).

Construyendo el puzzle del Buentrato a la Infancia

Hoy por hoy, en España, no se garantizan las necesidades de todos los niños, niñas y adolescentes. Hay que construir un sistema que blinde todos sus derechos. Voces autorizadas declaran que sólo cuando estén asegurados todos habremos construido el puzzle.

La Ciudad de la Cultura está acogiendo, desde el día 5 hasta el 7 de mayo, el XV Congreso internacional de Infancia maltratada “Caminado en el buentrato: consolidando modelos de protección”.

Sobre la mesa una larga lista de temas sobre los que hay que seguir trabajando todos los días del año: la trata de niños y niña con fines de explotación infantil; la promoción del buentrato; los retos en la transición a la vida adulta de los y las jóvenes del sistema de protección; procesos de recogida y traslado de niños y niñas tras una declaración de desamparo; acogimiento familiar; prevención precoz; investigaciones terminadas y en marcha; cómo prevenir el maltrato; la detección del maltrato infantil en el ámbito sanitario; el maltrato prenatal; cómo tratan los medios de comunicación los derechos de niños, niñas y adolescentes

Otros temas

Daños morales; repercusiones psicológicas de la pandemia; factores de riesgo; distintos modelos de intervención; adopciones abiertas; los seguimientos de los casos; diferentes planes de acción; victimización de la infancia; delincuencia protagonizada por niños y niñas; relaciones entre iguales; adiciones; suicidio; autolesiones; capacidades diferentes; el acceso a la justicia; roles profesionales; protección policial; el juego; personas menores de edad que ejercen violencia sexual; NNA migrantes; infancia refugiada; nuevas tecnologías; identidades sexuales; leyes, juzgados; divorcios conflictivos; sustraccioes; autocuidado; niños y niñas desaparecidos; pornografía infantil; violencia doméstica; identificación de niños y niñas migrantes; acceso a la justicia en igualdad de condiciones; la necesidad de formaciones de calidad y específicas; la crisis actual del actual modelo del sistema de protección y la necesidad y valentía de diseñar un nuevo modelo; poner el foco en el auténtico protagonista “el bienestar de los niños, niñas y adolescentes; ser técnicos y no administrativos…

La larga lista de expertos (más de 100) sobre estos temas que están participando en el Congreso están coincidiendo en las soluciones: tejer redes seguras; poner en marcha modelos de buenas prácticas ya avalados por sus propios resultados; visibilizar el buentrato y el maltrato; soluciones tempranas; enfoque multidisciplinar; implantar protocolos comunes; alianzas terapéuticas; tratamiento integral; políticas con enfoque a derechos de la infancia; promoción de los derechos de la infancia entre la infancia; derecho a la reparación; asistencia jurídica especializada en derechos de la infancia; participación infantil…

Por otro lado, durante el Congreso se están compartiendo experiencias, trabajos, investigaciones… que forman las piezas del puzzle que conforma el buentrato a la Infancia. El gran reto es cómo hacerlo. Para que los derechos de la infancia y la atención a todas sus necesidades, fáciles y difíciles, no siga dependiendo de la suerte y garantizar así que el día a día es igual para todos los niños y niñas.

Sigue “chirriando”, después de escuchar a voces expertas en la capacidad tranformadora del uso de un lenguaje adecuado, que cuando se habla de derechos y necesidades de niños, niñas y adolescentes siga primando identificarlos como “menores”.

Sigue siendo evidente también que faltan datos, que urge implantar sistemas que proporcionen datos concretos, actualizados y validados para avanzar desde enfoques científicos.

La barrera de las comunidades autónomas

Sigue existiendo en España, en cuanto a atención a los derechos de la infancia, la barrera que impone una división del territorio por comunidades autónomas porque no existe una autoridad con poder y competencia para coordinar el buentrato; por eso las necesidades y derechos de los niños y niñas se atienden de manera desigual dependiendo de las preferencias de los poderes públicos de cada Comunidad.

El acogimiento residecial sigue primando sobre el familiar cuando normas, leyes y la propia infancia considera que crecer en familia es el derecho más protector.

Ausencia de sistemas imprescindibles, o poca presencia, en el debate de cómo construir el puzzle del buentrato a la infancia: sistema político (partidos y sus juventudes); sistema familiar (padres, madres, otros cuidadores principales…), sistema educativo (directores de centro, orientadores, tutores…), sistema sanitario (pediatras, enfermeras pediátricas, matronas, neurólogos, psiquiatras…), sistema jurídico (jueces de familia, abogados de oficio, fiscales de menores, abogados de familia) … ; sistema comunitario (empresarios, departamentos de responsabilidad socia corporativa…); sistema universitario (promoción de la salud pública desde todas la universidades); sistema mediático (periodistas, fotógrafos, comunicadores audiovisuales, directores de medios, empresa informativa); fuerzas de seguridad del Estado…

La realidad es que a congresos, talleres, formaciones … siguen asistiendo perfiles, tanto como de ponentes como de asistentes, que se repiten: trabajadores y educadores sociales; directivos y técnicos de ongs y otras entidades, psicólogos… Es poco frecuente escuchar o ver entre el público a niños, niñas, adolescentes, jóvenes, padres, madres, otros cuidadores principales, otros profesionales de referencia en la vida cotidiana de la infancia fuera de los ámbitos anteriores….

Distribución de presupuestos

Otro tema que se ha puesto sobre la mesa es la distribución de los presupuestos públicos que se reparten entre multitud de experiencias diversas que, sin ser su intención, perpetúan las desigualdades. También la falta de perspectiva de cuidado y reconocimiento de los y las profesionales que trabajan en los actuales sistemas de protección de la infancia, abocados a responsabilidades diarias y a dar respuestas concretas con pocos medios económicos y humanos (vacaciones, bajas laborales, concursos de traslados, horarios limitantes, falta de atención en fines de semana, formación contínua …)

Está claro que sólo los poderes públicos tienen la capacidad de cambiar el cómo. Cada uno desde su función y perspectiva: de hacienda, educativa, sanitaria, social, económica, innovación, cultura, rural, igualdad…. En Galicia el acento está puesto en la Dirección General de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica. La Infancia necesita el compromiso activo de la Administración Pública. Pero este compromiso tiene que ser real. Desde el Congreso se demanda pasar a la acción.

Cabe destacar que desde hace tiempo existen voces en la sociedad que reivindican nuevas figuras en entornos de infancia: educación social en las escuelas, enfermería escolar, facilitadores….

Los Derechos Humanos son el núcleo de justicia de nuestra sociedad. Los poderes públicos tienen que garantizar que cada persona pueda construir su propio plan de vida. También los planes de la Infancia.

¿El objetivo común como Sociedad es hoy por hoy el buentrato? ¿Existe la conciencia comunitaria de que es necesario?

Por supuesto que no: #loquenosecuentanoexiste

Isabel García

El XV Congreso Internacional de Infancia Maltratada está organizado por FAPMI , amino galicia y ecpat

www.pestudio.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *