Javi López: el niño que aunó cálculo y su pasión por las ventas y se convirtió en aparejador

El Principito tiene razón: «Todos los adultos alguna vez fueron niños pero solo unos pocos lo recuerdan». Yo conocí a uno de los segundos: Javi López, vendedor nato y fundador, junto a otros tres compañeros de profesión, de Calcugal.

Después de visitar su oficina, tomamos un café y nuestra conversación se inició cerrando el marco: me contó qué distingue a un aparejador de un arquitecto o viceversa. El primero crea; los aparejadores controlan que todo salga bien. Como ahora está muy de moda la cocina, echó mano de ella para dejármelo claro: el arquitecto es como el chef; los aparejadores somos los que cogemos su receta y contralamos que el resto del proceso le sea fiel, apuntilló.

Por eso uno de los trabajos de Calcugal es la Dirección de Obra. Se trata de coordinar bien los intereses de arquitectos, promotores; saben muy bien cuál es su papel y cómo gestionar a equipos con ideas comunes pero muy diferentes entre sí.

Además dicen que no te acostarás sin saber una cosa más. Y es lo bueno que tiene esta profesión, que aprendes para poder formar e informar al público en general. Javi López presume de ser uno de los aparejadores homologados por el Banco de España para realizar tasaciones de garantía hipotecaria.

¿Cómo funciona esta parcela de Calcugal? Particulares, inmobiliarias, directores de banco, empresas que quieren adquirir un piso, una parcela, una nave…. necesitan saber qué tasación tiene el bien que quieren adquirir. Aquí entran en juego las Sociedades de Tasación, entre 15 y 20 sociedades homologadas en todo el territorio nacional. A su vez, estas sociedades homologan a aparejadores como Javi López, quien tiene la capacitación para realizar tasaciones de garantía hipotecaria. ¿Sabías que el Banco tiene la obligación de aceptar este tipo de tasaciones?

Pero no hay dos sin tres, o por lo menos eso dicen, así que la tercera pata de Calcugal es la de las relaciones con los arquitectos con quienes trabajan mano a mano para que las ideas que se concretan sobre el papel se realicen en la obra con la máxima lealtad y fidelidad.

Innovación en Calcugal

Comencé esta información recordando a El Principito de Exupery cuando afirmaba: «Todos los adultos alguna vez fueron niños pero solo unos pocos lo recuerdan». Pues Javi López tiene alma de niño por ello ha hecho hueco en su profesión a ese niño que todos llevamos dentro. Su curiosidad hace que le guste salir de la zona de confort: cuando lo ha creído oportuno, me he empezado a hablar del BIM, de trazabilidad de documentos, de sistemas de verificación, de 3D…. Este estudio de aparejadores tiene vida propia, late constantemente buscando nuevas oportunidades.

Cálculo y Galicia

El nombre de Calcugal fusiona dos referentes para Javi López: el cálculo, que aprendió a querer con su abuelo cuando era niño y le acompañaba a las ferias a vender; y Galicia, las tierras de Ourense y Lugo que aún le traen recuerdos de su infancia.

Le preguntó cómo empezó todo en Calcugal y me sitúa: la casa de mi abuela, una mesa en el salón, un teléfono, unas páginas amarillas y un amigo al lado también aparejador. Su primer objetivos fueron arquitectos. Al otro lado del teléfono hubo quienes les dijeron sí y sin saberlo les ayudaron a llegar hasta aquí

Calcugal es un estudio de aparejadores que en la actualidad da trabajo directo a 10 personas. Pocos retos se les resisten… El día 1 de enero de 2022 estuvieron de cumpleaños: ¡¡ya van 15!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *